Aprende para avanzar

Material de interes para mejorar tu bienestar emocional

¿Conoces tus puntos fuertes?

¿Qué son las fortalezas?

Curiosidad, creatividad, valentía, liderazgo, compasión, sentido del humor, … y así hasta 24 tipos de fortalezas diferentes clasificadas en 6 categorías distintas. Es la lista desarrollada por Martin Seligman y Christopher Peterson en la Universidad de Pensilvania, centro de estudios pionero en psicología positiva. Según estos dos psicólogos, el ser humano cuenta con todas estas 24 fortalezas, pero cada una predomina más que otra según la persona.

La psicología se había centrado principalmente, entre otras cuestiones, en estudiar las emociones y conductas negativas, patologías, problemas familiares, escolares, laborales, etc., dejando algo de lado las emociones positivas como la felicidad.

En la Psicología Positiva se entiende al individuo como una persona activa y fuerte, con una capacidad de resistir y salir adelante a pesar de las adversidades; por ello se centra en estudiar y comprender los procesos y mecanismos que subyacen a las fortalezas y virtudes del ser humano.

Teniendo en cuenta estos criterios, Peterson y Seligman (2004) proponen 24 fortalezas personales agrupadas en 6 categorías, y crean el VIA-IS (Values in Action Inventory of Strengths) para medirlas y poder identificar en las personas adultas (mayores de 18 años) cuáles son sus principales fortalezas. Peterson y Seligman han obtenido resultados de una muestra de más de 150000 adultos de todo el mundo.

Un hábito es cualquier comportamiento repetido regularmente que requiere sólo de un pequeño o ningún esfuerzo y es automático.

Incluyen tanto actitudes como acciones. Una actitud es la reacción a una situación determinada.

Cada persona moldea su forma de ser y de actuar debido a las influencias de su entorno.

Una fortaleza es un rasgo, una característica psicológica que se presenta en situaciones distintas y a lo largo del tiempo. Son rasgos morales y pueden entrenarse y mejorarse.

Prácticamente cualquier persona puede obtener, con el tiempo, esfuerzo y determinación suficientes, las fortalezas personales. Estas fortalezas personales son:

  1. Fortalezas de sabiduría y conocimiento como son la creatividad, la curiosidad, la apertura de mente, el deseo de aprender y la perspectiva.
  2. Fortalezas de coraje como son la valentía, la persistencia, la integridad y la vitalidad.
  3. Fortalezas de humanidad como son el amor, la amabilidad y la inteligencia social.
  4. Fortalezas de justicia como la ciudadanía, la justicia y el liderazgo.
  5. Fortalezas de moderación como son el perdón y la compasión, la humildad/modestia, la prudencia y la autorregulación (autocontrol).
  6. Fortalezas de trascendencia como son el aprecio de la belleza y la excelencia, la gratitud, la esperanza, el sentido del humor y la espiritualidad.

Las Fortalezas de conocimiento y sabiduría

Estas fortalezas se dividen en:
  1. Creatividad [originalidad, ingenio]:Pensar en nuevos y productivos caminos y formas de hacer las cosas. Incluye la creación artística pero no se limita exclusivamente a ella.
  2. Curiosidad [interés, amante de la novedad, abierto a nuevas experiencias]:Tener interés por lo que sucede en el mundo, encontrar temas fascinantes, explorar y descubrir nuevas cosas.
  3. Apertura de mente [juicio, pensamiento crítico]:Pensar sobre las cosas y examinar todos sus significados y matices. No sacar conclusiones al azar, sino tras evaluar cada posibilidad. Estar dispuesto a cambiar las propias ideas en base a la evidencia.
  4. Deseo de aprender [amor por el conocimiento]: Llegar a dominar nuevas materias y conocimientos, tendencia continua a adquirir nuevos aprendizajes.
  5. Perspectiva [sabiduría]:Ser capaz de dar consejos sabios y adecuados a los demás, encontrando caminos no sólo para comprender el mundo sino para ayudar a comprenderlo a los demás. 
 

La fortaleza del coraje

En esta rama de fortalezas se sitúan 4 hábitos :

Valentía, persistencia, integridad y vitalidad.

Estos 4 hábitos y actitudes tienen en común el impulso, el vigor, la energía.

Son la fuerza del valor, de no ceder al miedo, la fuerza de mantenerse en algo, acabar las tareas, la fuerza para ser fiel a los propios principios, la honestidad, la energía vital, el entusiasmo.

 
  1. Amor [capacidad de amar y ser amado]:Tener importantes y valiosas relaciones con otras personas, en particular con aquellas en las que el afecto y el cuidado son mutuos. Sentirse cercano y apegado a otras personas. 
  2. Amabilidad [generosidad, apoyo, cuidado, compasión, amor altruista, bondad]:Hacer favores y buenas acciones para los demás, ayudar y cuidar a otras personas. 
  3. Inteligencia social [inteligencia emocional, inteligencia personal]:Ser consciente de las emociones y sentimientos tanto de uno mismo como de los demás, saber como comportarse en las diferentes situaciones sociales, saber que cosas son importante para otras personas, tener empatía. 
 

Las fortalezas de Justicia

  1. Ciudadanía [responsabilidad social, lealtad, trabajo en equipo]:Trabajar bien dentro de un equipo o grupo de personas, ser fiel al grupo y sentirse parte de él.
  2. Justicia [equidad]:Tratar a todas las personas como iguales en consonancia con las nociones de equidad y justicia. No dejar que los sentimientos personales influyan en decisiones sobre los otros, dando a todo el mundo las mismas oportunidades. .
  3. Liderazgo:Animar al grupo del que uno es miembro para hacer cosas, así como reforzar las relaciones entre las personas de dicho grupo. Organizar actividades grupales y llevarlas a buen término. 
 

Las Fortalezas de Moderación

  1. Perdón y compasión [Capacidad de perdonar, misericordia]:Capacidad de perdonar a aquellas personas que han actuado mal, dándoles una segunda oportunidad, no siendo vengativo ni rencoroso. 
  2. Humildad/Modestia: Dejar que sean los demás los que hablen de uno mismo, no buscar ser el centro de atención y no creerse más especial que los demás. 
  3. Prudencia [discreción, cautela]:Ser cauteloso a la hora de tomar decisiones, no asumiendo riesgos innecesarios ni diciendo o haciendo nada de lo que después uno se pueda arrepentir. 
  4. Autorregulación [autocontrol]: Tener capacidad para regular los propios sentimientos y acciones. Tener disciplina y control sobre los impulsos y emociones.
 

Las fortalezas de trascendencia


  1. Aprecio de la belleza y la excelencia [asombro, admiración, fascinación]:Saber apreciar la belleza de las cosas, del día a día, o interesarse por aspectos de la vida como la naturaleza, el arte, la ciencia...
  2. Gratitud:Ser consciente y agradecer las cosas buenas que a uno le pasan. Saber dar las gracias.
  3. 3. Esperanza [optimismo, visión de futuro, orientación al futuro]: Esperar lo mejor para el futuro y trabajar para conseguirlo. Creer que un buen futuro es algo que está en nuestras manos conseguir.
  4. Sentido del humor [diversión]: Gusto por la risa y las bromas, hacer sonreír a otras personas, ver el lado positivo de la vida.
  5. Espiritualidad [religiosidad, fe, propósito]:Pensar que existe un propósito o un significado universal en las cosas que ocurren en el mundo y en la propia existencia. Creer que existe algo superior que da forma a determina nuestra conducta y nos protege.

 

 

Algunos ejemplos de fortalezas son: Resiliencia, valentía, empatía, sensibilidad, confianza, saber escuchar, intuición, optimismo, simpatía, paciencia, asertividad, liderazgo, motivación, superación, compromiso, responsabilidad, sinceridad, amabilidad, creatividad, puntualidad, organización, perseverancia.

Cada persona posee cinco fortalezas más destacadas, características. La mayoría de ellas las conocemos y sentimos como propias, pero es posible que una o dos no nos resulten demasiado reales o afines a nosotros. Esto puede deberse a que a veces no somos conscientes de que “valemos” para algo, pero suele ser normal que las personas a nuestro alrededor sí se den cuenta.

Es muy bueno conocer nuestras fortalezas y ser conscientes de ellas, porque de su puesta en práctica cada día dependerá en buena medida nuestra felicidad.

Son todo lo contrario a las fortalezas. Una debilidad personal es aquello que se nos resiste, que se nos a bien hacer o una aptitud que no nos favorece en nuestra personalidad.

Pueden ser atributos que nos llevan a fallar en un área concreta de nuestra vida personal y profesional.

Algunos ejemplos de debilidades son: Nerviosismo, indecisión, complejo de inferioridad, egoísmo, tozudez, arrogancia, grosería, impuntualidad, ingenuidad, falta de confianza, pesimismo, ansiedad, incredulidad, falta de compromiso, irresponsabilidad, falsedad, falta de concentración, desorganización, vaguería, envidia, inmadurez, hipocresía, avaricia, apatía.